Utilizamos cookies para poder ofrecerle mejores prestaciones y para que pueda disfrutar de una mejor experiencia. Si continúa sin modificar su configuración, asumimos que acepta el uso de estos cookies.

Utilizamos cookies para poder ofrecerle mejores prestaciones y para que pueda disfrutar de una mejor experiencia.

Aceptar
X

Lo que debería saber sobre fregaderos de acero inoxidable

Preguntas frecuentes

¿Los fregaderos de acero inoxidable pueden oxidarse?

Si los fregaderos se cuidan regularmente y se utilizan bajo condiciones domésticas habituales, respondemos a esta pregunta con un no rotundo. Sin embargo, es importante tener en cuenta las siguientes indicaciones sobre el cuidado de los fregaderos de acero inoxidable:

Elimine regularmente los residuos de suciedad y cal.

No utilice productos de limpieza que contengan cloro (normalmente, hipoclorito sódico) o ácido clorhídrico.

Si para limpiarlo utiliza estopas de acero (conocidas como "nanas"), deberán ser de Acero inoxidable Rostfrei®.

Evite que los líquidos de alto contenido en sal común actúen durante mucho tiempo.

Evite el contacto directo prolongado con piezas de hierro que puedan oxidarse (por ejemplo, sartenes de hierro fundido o virutas de hierro).

¿De dónde provienen las manchas de impurezas de la superficie del fregadero?

Normalmente, estas manchas suelen ser residuos de cal que, dependiendo del grado de dureza del agua potable de la región (las autoridades locales le informarán al respecto), pueden ser de mayor o menor intensidad. Estos residuos acaparan partículas de suciedad de forma palpable, por lo que en poco tiempo se producen estas manchas poco estéticas. Así mismo, las pequeñas partículas de hierro y óxido de las tuberías, especialmente en nuevas construcciones o cuando se realizan reparaciones en las mismas, dan la impresión de generar marcas de oxidación.

¿Cómo se pueden evitar las manchas de impurezas?

Este tipo de manchas se evitan con mayor facilidad secando el fregadero con un paño tras cada uso. Si a pesar de ello surgen las manchas, podrá utilizar uno de los productos de limpieza convencionales para cuidar el acero inoxidable con efecto antical para eliminarlas. Para cuidar de forma óptima el fregadero día a día, recomendamos el uso de BLANCO POLISH y un estropajo para acero inoxidable SPONTEX. La superficie se limpia de raíz y cuidando el acero inoxidable.

¿Por qué el nuevo fregadero de acero inoxidable presenta rayas en las primeras semanas?

¿Cómo pueden reducirse las rayas producidas en el primer uso? Nuestros fregaderos de acero inoxidable con superficie de alto brillo se fabrican con el máximo esmero y aplicando las últimas técnicas de producción y elaboración. El acero inoxidable utilizado pasa por estrictos controles de calidad y garantiza un nivel de calidad homogéneamente alto de los fregaderos en todo momento.

Sin embargo, las propiedades del acero inoxidable 18/10 no permiten excluir (según el estado actual de la técnica) una resistencia absoluta a las rayaduras. Por tanto, la aparición de pequeñas rayas entra dentro de lo normal. Sólo con un cuidado regular con los productos recomendados BLANCO POLISH y un estropajo para acero inoxidable SPONTEX se consigue, tras aprox. 2 - 4 semanas, una superficie brillante en mate satinado relativamente resistente a las rayaduras con una resistencia ilimitada.